Rally Comrades Logo

La Voz de la Liga de Revolucionarios por una Nueva América

Examinando, analizando y sacando conclusiones políticas acerca de los problemas más críticos que enfrenta
el movimiento revolucionario en los Estados Unidos hoy en día

Comparte nuestra visión:

Facebook
Google+
http://rallycomrades.lrna.org/2012/08/un-tercer-partido-paso-indispensable-para-nuestra-clase
Twitter

Un Tercer Partido: Paso Indispensable para Nuestra Clase

La encrucijada política a la que nos hemos referido  frecuentemente se  vislumbra cada vez más clara. Se pueden ya ver sus contornos en la lucha política que se avecina. La polarización económica  extrema ya es reconocida por todos como la base para una inevitable polarización política.

Esta elemental, espontánea y semiconsciente polarización obliga a las organizaciones revolucionarias a clarificar sus metas, tácticas y tareas. Nuestra tarea deberá ser convertirnos en parte del histórico esfuerzo transformar las desorganizadas y desorientadas masas de los Estados Unidos en una fuerza política consciente. Nuestra táctica es participar en el cambio de posiciones defensivas a posiciones ofensivas. Nuestra meta es utilizar este proceso espontáneo para preparar  a la gente para la reconquista de su país, tomando el control estatal y transformando las relaciones de propiedad de lo privado a lo público

Los voceros de la clase gobernante han acostumbrado a la gente de los EE.UU. a que hagan sus juicios políticos basados en lo que es  obvio. El conocimiento perceptual es siempre peligroso, ya que oculta las subyacentes leyes que gobiernan el desarrollo.

Hay cierto proceso por el que la gente de los EE.UU. tiene que pasar: lo primero es culpar al partido político que gobierna. Después se darán cuenta que ninguno de los dos partidos resolverá los problemas y ven el mismo mal en ambos. El siguiente paso es darse cuenta de que el problema es sistémico. Este es un paso importante, ya que la lucha se lleva a cabo en la superestructura socio-política. El salto hacia la consciencia política es importante, y debemos prepararnos para lo que sea que pueda  eventualmente  ocurrir. Esa preparación comienza con una clara comprensión de la relación causal entre la economía, la política y los movimientos sociales.

La economía se desarrolla sobre una base más o menos espontánea. La política tiene que desarrollarse de manera consciente, ella tiene que preparar el camino para el desarrollo espontáneo de la economía.

Al cambiar la economía, los viejos partidos- atados a sus bases-tienden a quedarse. Y mientras los partidos tradicionales se desconectan más de la nueva realidad económica, nuevos partidos surgen para asegurar las relaciones burguesas bajo las nuevas condiciones.

Los partidos no surgen porque alguien así lo quiere; aparecen como una expresión de la formación  de una nueva fundación,  y cambios en la economía y en la sociedad. Primero aparece la necesidad de que algo ocurra, luego hay esfuerzos para que ello ocurra. Pero no puede ocurrir si no hay un movimiento político que lo haga posible. Uno de los aspectos de la escena política actual es la creciente identidad de los dos partidos políticos en las mentes de las masas. Esto ha abierto la puerta a la idea de un tercer partido.

Los terceros partidos surgen en momentos de un cambio económico ó una crisis. Ya sea que los dirigentes políticos estén conscientes de ello  ó no, ellos tratan de salvar el sistema actual mediante una “reparación”. Por ejemplo ajustando las políticas nacionales a las nuevas realidades económicas y sociales. Ese el caso del “Partido Popular Progresista” de Henry Wallace en 1948.  Otro ejemplo es la formación del Partido Laborista Británico al comienzo de la crisis del imperialismo en el año 1900. Otro aspecto de esto es el volver a “los buenos tiempos”. Este tipo de partidos y agrupaciones son esencialmente  reaccionarios y  frecuentemente contienen las falsedades del fascismo social.

Bajo condiciones cuantitativas de desarrollo económico los terceros partidos pueden,  y algunas veces consiguen triunfar. Hoy asistimos al desarrollo cuantitativo de una economía cualitativamente nueva. No es posible ya para un partido burgués lidiar con nuevos y antagónicos avances cualitativos.

Las recientes polarizaciones internas  y  percibida ineficiencia de los partidos Demócrata y Republicano están estableciendo el escenario para las rupturas en la continuidad del presente sistema político. La polarización política es expresada en la formación de un partido centrista, ya un partido ”social demócrata “ ó un partido fascista ó algún tipo de  combinación. Un  re-alineamiento político partidario establecería las condiciones para acelerar la polarización política y la formación política de la nueva clase.

El tercer partido es una etapa absolutamente indispensable en el proceso revolucionario; servirá para desarrollar más la conciencia de los separados intereses de las masas de gente de los EE.UU. en relación a los intereses de las corporaciones. Es un paso necesario e inevitable hacia un partido de trabajadores y es la forma embrionaria de la conciencia de clase que representa.

Tal como lo habíamos predicho, el movimiento dialéctico de la economía es,  en este caso, un movimiento negativo, recuperación parcial, estancamiento, polarización, y otro salto negativo. Estas  no son en sí categorías, sino cualidades entremezcladas. El país pasó rápidamente de una recuperación parcial, durante los inicios de la administración Obama y ahora se encuentra en franco estancamiento.

También nos encontramos en la fase de polarización. Esta frase se expresa en la mayor concentración de riqueza y pobreza. Un nuevo nivel de pobreza incontrolable refleja las enormes ganancias de las corporaciones. La resistencia política es inevitable, Esta nueva etapa de polarización económica es lo suficientemente intensa como para comenzar el proceso de polarización.

Cualquier discusión seria de la economía, por fuerza pone en la palestra preguntas sobre raza y clase. Las discusiones sobre raza y clase han sido hábilmente cubiertas ya que ellas desnudan las contradicciones en la historia de los EE.UU. que han ayudado a la clase gobernante a estar en el poder por tanto tiempo. Debido al alto número de negros en la burocracia capitalista del Estado, las fuerzas armadas y Wall Street, no se puede hablar de los Afroamericanos como un “pueblo” muy cohesionado, y tampoco se puede ocultar el papel crucial de los negros burgueses para facilitar  la opresión de los negros más pobres y por tanto el control la emergente nueva clase. Cuanto más clara se vuelve la realidad de integración dentro de la clase dominante, no queda nada sino la realidad de clase.

Las tendencias fascistas son claras, y las próximas elecciones  iluminarán más este proceso. Un movimiento fascista se está formando y es un revoltijo de reaccionarios, conservadores, racistas, criminales sociales y matones. En su centro, sin embargo, hay fascistas ilustrados que son revolucionarios con una visión definida para un nuevo orden económico y social.

Fiel a su historia, el movimiento fascista emerge como algo más que el partido del “NO”.  Está emergiendo como el partido de ataque. Como dijo un comentador burgués liberal: “Si Obama por maternidad, le atacarían”. Esto es distinto del obstruccionismo de los reaccionarios y conservadores. Como siempre el partido de ataque tiene el privilegio de escoger el campo de batalla. Estos campos de batalla se están definiendo, el tema principal será la economía.

En el proceso de desarrollo, vemos a la derecha dividiéndose entre reacción y fascismo. Los conservadores y los reaccionarios son obstruccionistas que buscan volver al pasado ó detener los cambios; los elementos más fascistas van al ataque, eligiendo que y donde atacar. Carecen de un programa, pero sus ataques son abstractos y no les importa que avances se hayan hecho en algún otro campo. Esto es diferente del obstruccionismo de los viejos conservadores y los reaccionarios. Esta clase de lucha se intensificará y elevará la conciencia del pueblo de los EE.UU. El grupo que rodea a Obama tiene que moverse hacia la izquierda para defenderse de estos ataques.

Es racional el preguntar: “si un tercer partido marchara contra los intereses de la gente y no puede triunfar, por qué hemos de apoyarle?”.  No es que lo apoyemos o que le hagamos parte de nuestro programa.  En la historia existe un cierto tipo de lógica que llamamos “la línea de marcha”. No es posible ignorar ni saltearse esta línea; la lucha por un tercer partido y su conocimiento es una “escuela” para los revolucionarios. No podemos llevar a cabo la lucha por un partido de los trabajadores sin una contra propuesta a los esfuerzos de la clase gobernante por resolver sus problemas con un nuevo partido burgués.

La consciencia de clase emergerá de la lucha de masas. Esa es la escuela donde los revolucionarios conectan teoría y visión con las duras realidades de Estado y clase. Un partido de los trabajadores sólo puede surgir cuando el interés nacional sea expresado como intereses de clase, cuando el bienestar de los EE.UU. se vea absolutamente expresado en el bienestar de su gente trabajadora.

Nos acercamos a un momento histórico. El lado ganador es el que está bien posicionado donde el calor es intenso, y tiene las armas de claridad y propósito definidos.

noviembre/diciembre. 2010.Vol20.Ed6
P.O. Box 477113 Chicago, IL 60647 rally@lrna.org
Free to reproduce unless otherwise marked.
Please include this message with any reproduction.

 

Photo of Protest

30,000 se manifiestan en apoyo de la huelga
de el Chicago Sindicato de Maestros
Foto por Ryan L Williams
usado con permiso

Without vision, the people perish: many have repeated this wise saying, recognizing its truth. The age-old vision of a world without scarcity, one that has evolved beyond the need for exploitation, class domination, organized violence, and stultifying labor has been the dream of millennia. It is expressed in the world's literature, secular and sacred: "the land of milk and honey."

'Without Vision, The People Perish'
RC - May 2011

email: rally@lrna.org
telephone: 1.773.486.0028
or mail:
LRNA
attn: Rally, Comrades
P.O. Box 477113
Chicago, IL 60647

Mission Statement

Rally, Comrades! is the political paper of the League of Revolutionaries for a New America. If you are one of the thousands of revolutionaries around the country looking for a perspective on the problems we face today, and for a political strategy to achieve the goal of a world free from exploitation and poverty, then Rally, Comrades! is for you.

Rally, Comrades! examines and analyzes the real problems of the revolutionary movement, and draws political conclusions for the tasks of revolutionaries at each stage of the revolutionary process. We reach out to revolutionaries wherever they may be to engage in debate and discussion, and to provide a forum for these discussions. Rally, Comrades! provides a strategic outlook for revolutionaries by indicating and illuminating the line of march of the revolutionary process.

League of Revolutionaries for a New America Logo
Rally Logo

Sorry. This page is only available in the language you are currently viewing.

Lo sentimos. Esta página sólo está disponible en el idioma que está viendo actualmente.

Close | Cerrar

Declaración de Misión

Rally, camaradas! es el periódico político de la Liga de Revolucionarios por una Nueva América. Si usted es uno de los miles de revolucionarios atravez del país en busqueda de un punto de vista sobre los problemas que enfrentamos hoy, y por una estrategia política para alcanzar la meta de un mundo libre de la pobreza, la explotación y después– el ¡Agrupémonos Camaradas! es para usted.

¡Agrupémonos Camaradas! examina y analiza los problemas reales del movimiento revolucionario, y extrae conclusiones políticas acerca de las tareas de los revolucionarios en cada etapa del proceso revolucionario. Nos acercamos a los revolucionarios dondequiera que se encuentren para que participen en el debate y la discusión, y para proporcionarles un foro para estos debates. ¡Agrupémonos Camaradas! provee una visión estratégica para los revolucionarios, indicandoles y iluminandoles la línea de marcha del proceso revolucionario.

Logo de la Liga de Revolucionarios por una Nueva América
Logo de Agrupémonos! Camaradas

Sorry. This page is only available in the language you are currently viewing.

Lo sentimos. Esta página sólo está disponible en el idioma que está viendo actualmente.

Close | Cerrar