Rally Comrades Logo

La Voz de la Liga de Revolucionarios por una Nueva América

Examinando, analizando y sacando conclusiones políticas acerca de los problemas más críticos que enfrenta
el movimiento revolucionario en los Estados Unidos hoy en día

Comparte nuestra visión:

Tenemos todo un nuevo mundo que ganar

“Imagina a todo el mundo
compartiendo el mundo”
“Imagina” de John Lennon, 1971

Imagina un mundo libre de privaciones. Imagina un mundo sin guerras ni enfermedades ni destrucción del medio ambiente, en que la educación sin límites y la creatividad cultural fueran la norma. Ese mundo ya podría ser posible.

Imagínatelo. No se trata de las fantasías de un iluso. Es precisamente lo que el mundo material le ofrece a la humanidad ahora mismo. Y, por tanto, se trata de las ideas de visionarios con la voluntad política para lograr tal futuro tomando hoy mismo las medidas prácticas tras el poder político que permita construir ese nuevo mundo en un futuro cercano.

Los actuales avances acelerados en la tecnología electrónica están produciendo una abundancia de las necesidades básicas para vivir. El robot es una nueva tecnología sin igual en la historia humana. Produce sin la mano de obra humana. Toda la historia previa de la humanidad exigía el trabajo humano para producir las exigencias de la vida. La humanidad está en medio de un salto—de toda sociedad anterior, fundada en la producción en base a la fuerza laboral humana, a una nueva sociedad basada en la producción sin el trabajo humano. La lucha hoy día es por la distribución de la abundancia creada.

Vivimos en una sociedad capitalista global en que los medios de producción son propiedad privada en manos de la clase capitalista. Los capitalistas contratan trabajadores para que produzcan las cosas. Con los salarios obtenidos, los trabajadores les compran a los capitalistas. Así se supone que funcione el sistema.

Sin embargo, toda la economía capitalista global se interrumpe y se ve debilitada al emplearse en la producción la nueva tecnología electrónica, que no requiere intervención de trabajo humano, y reemplazarse permanentemente a cientos de millones de trabajadores. Éstos se encuentran o expulsados completamente o arrojados al margen de la economía con poca o ninguna capacidad para adquirir las necesidades indispensables de la vida. Estos trabajadores constituyen una nueva clase, producto de los nuevos medios de producción electrónicos. El sistema capitalista, lejos de integrar esta nueva clase, está creándola. Esta creciente clase no puede resolver sus problemas económicos sin que los medios de producción se conviertan en propiedad pública y que la distribución de todo lo producido sea según la necesidad.

La humanidad está pasando por una transición trascendental, un salto fuera de las épocas de todas las sociedades anteriores—erigidas sobre y basadas en el manejo de la escasez—a una cualitativamente nueva creada y fundada en la producción de la abundancia. Nos encontramos en visperas del nacimiento de este nuevo mundo. Sin embargo, surge de la destrucción del mundo anterior.

En los Estados Unidos, decenas de millones de trabajadores se han visto arrojados a los márgenes, o completamente fuera, de la economía. Sin una comprensión política del significado de nuestra época y una visión del nuevo mundo hecho posible por medios de producción electrónicos sin precedentes, sueñan con tiempos mejores.

Los visionarios, a diferencia de los soñadores, se basan en el mundo real. Los revolucionarios tienen que luchar deliberadamente por el futuro. La furia contra la persistente destrucción de la vida no conllevará un cambio. Tenemos que llevar nuestro conocimiento político del papel de nuestra época a las luchas diarias de la nueva clase.

Sólo la abolición de la propiedad privada corporativa puede desatar las maravillas que los nuevos medios de producción electrónicos prometen para el futuro de la sociedad humana. Por su posición social en los márgenes de la economía y la sociedad capitalista, la nueva clase es la única fuerza capaz de acoger la perspectiva política revolucionaria y la visión necesarias para dar rienda suelta a estas nuevas tecnologías automatizadas. Su fin es construir una nueva sociedad cooperativa, basada en la distribución según la necesidad. La primera etapa de desarrollo en la marcha en línea revolucionaria es la de la unidad política de la nueva clase, cuyos miembros comparten igualmente su pobreza. La tarea de los revolucionarios claros es desarrollar su consciencia mientras forjan estos vínculos de unidad de clase.

La nueva clase prácticamente está afrontando una lucha política diaria por su propia supervivencia, al batallar por las necesidades básicas de la vida. No tiene más opción que incorporarse en esta lucha por los requisitos básicos del ser humano. Los revolucionarios pelean codo con codo con nuestra clase para obtener las necesidades inmediatas a la vez que explican la esencia clasista de la lucha. Precisamente se atienden las futuras metas de la revolución con el desarrollo en curso de la consciencia política y la concepción de una nueva sociedad entre los que luchan.

La formación política de la nueva clase como la fuerza revolucionaria dirigente en la sociedad es un requisito indispensable para que pueda llevar a cabo su misión histórica fundamental: tomar el poder político para abolir por completo la propiedad privada y prestar la visión política para erigir una nueva sociedad cooperativa en que se reparta la abundancia producida a toda la humanidad. Sólo una sociedad como esta es compatible con, y capaz de, desatar el potencial inagotable y las maravillas imprevistas de la nueva y revolucionaria tecnología automatizada.

La humanidad ha aguantado una historia de lucha revolucionaria por una libertad inalcanzable bajo las previas condiciones materiales de necesidad. Actualmente, los visionarios y revolucionarios continúan esa lucha por la libertad con una claridad política posibilitada por las nuevas condiciones materiales de abundancia. La humanidad por fin puede cruzar esa frontera y liberarse para asegurar la verdadera libertad humana que el futuro nos ofrece. Tenemos todo un nuevo mundo que ganar.

enero-febrero 2018. vol 28. Ed 1
¡Este artículo se originó en Rally, Camaradas!
CORREOS. Box 477113 Chicago, IL 60647 rally@lrna.org
Libre de reproducir a menos que esté marcado de otra manera.
Por favor incluya este mensaje con cualquier reproducción.

 

 

Photo of Protest

30,000 se manifiestan en apoyo de la huelga
de el Chicago Sindicato de Maestros
Foto por Ryan L Williams
usado con permiso

Without vision, the people perish: many have repeated this wise saying, recognizing its truth. The age-old vision of a world without scarcity, one that has evolved beyond the need for exploitation, class domination, organized violence, and stultifying labor has been the dream of millennia. It is expressed in the world's literature, secular and sacred: "the land of milk and honey."

'Without Vision, The People Perish'
RC - May 2011

email: rally@lrna.org
telephone: 1.773.486.0028
or mail:
LRNA
attn: Rally, Comrades
P.O. Box 477113
Chicago, IL 60647

Mission Statement

Rally, Comrades! is the political paper of the League of Revolutionaries for a New America. If you are one of the thousands of revolutionaries around the country looking for a perspective on the problems we face today, and for a political strategy to achieve the goal of a world free from exploitation and poverty, then Rally, Comrades! is for you.

Rally, Comrades! examines and analyzes the real problems of the revolutionary movement, and draws political conclusions for the tasks of revolutionaries at each stage of the revolutionary process. We reach out to revolutionaries wherever they may be to engage in debate and discussion, and to provide a forum for these discussions. Rally, Comrades! provides a strategic outlook for revolutionaries by indicating and illuminating the line of march of the revolutionary process.

League of Revolutionaries for a New America Logo
Rally Logo

Sorry. This page is only available in the language you are currently viewing.

Lo sentimos. Esta página sólo está disponible en el idioma que está viendo actualmente.

Close | Cerrar

Declaración de Misión

Rally, camaradas! es el periódico político de la Liga de Revolucionarios por una Nueva América. Si usted es uno de los miles de revolucionarios atravez del país en busqueda de un punto de vista sobre los problemas que enfrentamos hoy, y por una estrategia política para alcanzar la meta de un mundo libre de la pobreza, la explotación y después– el ¡Agrupémonos Camaradas! es para usted.

¡Agrupémonos Camaradas! examina y analiza los problemas reales del movimiento revolucionario, y extrae conclusiones políticas acerca de las tareas de los revolucionarios en cada etapa del proceso revolucionario. Nos acercamos a los revolucionarios dondequiera que se encuentren para que participen en el debate y la discusión, y para proporcionarles un foro para estos debates. ¡Agrupémonos Camaradas! provee una visión estratégica para los revolucionarios, indicandoles y iluminandoles la línea de marcha del proceso revolucionario.

Logo de la Liga de Revolucionarios por una Nueva América
Logo de Agrupémonos! Camaradas

Sorry. This page is only available in the language you are currently viewing.

Lo sentimos. Esta página sólo está disponible en el idioma que está viendo actualmente.

Close | Cerrar