Rally Comrades Logo

La Voz de la Liga de Revolucionarios por una Nueva América

Examinando, analizando y sacando conclusiones políticas acerca de los problemas más críticos que enfrenta
el movimiento revolucionario en los Estados Unidos hoy en día

Comparte nuestra visión:

Facebook
Google+
http://rallycomrades.lrna.org/2019/09/privatizacion-escolar-y-crisis-de-vivienda-en-estados-unidos
Twitter

Privatización Escolar y Crisis de Vivienda en Estados Unidos

Por todas partes del país se escucha el grito de los estudiantes, los maestros y los padres: “¡La educación es un derecho humano!” Creen que todo niño y todo padre debe tener acceso a la educación gratuita de alta calidad, y luchan por ello. Luchan en contra de la doble crisis de falta de recursos para la educación y la privatización. Esta crisis se entrelaza cada vez más con la de la vivienda. Bajo el capitalismo, la educación y la vivienda de calidad sólo son para los que pueden pagar.

Los promotores de bienes raíces (inmobilarios), que hoy en día son los agentes del capital financiero global, cada vez más imponen una política educacional por lucro. Resulta en más falta de vivienda para los niños y sus familias y la imposibilidad de los maestros de afrontar el costo de la vivienda en sus distritos escolares, y además hay el desplazamiento de las escuelas locales a favor de escuelas subvencionadas (charter schools) y las escuelas públicas con matriculación selectiva.

El Plan de la Propiedad Privada 

Hace una generación, las escuelas subvencionadas se promocionaban a la gente de color, especialmente a los afroamericanos, como la solución a cincuenta años de escuelas “separadas y no iguales”. Las escuelas subvencionadas se pagan con fondos públicos pero las administran y controlan empresas privadas y la mayor parte no son sindicalizadas. Hoy día, las corporaciones globales de propiedades inmobiliarias han convertido el sistema de subvención en un arma clave para su dominio absoluto de comunidades mediante la gentrificación, echando fuera a familias para abrirle el camino a mayores ganancias.

Ahí viene el cierre de escuelas, casi siempre parte del plan del mercado inmobiliario, de por sí un plan de propiedad privada. Los distritos escolares habitualmente cierran escuelas públicas y las reemplazan con escuelas subvencionadas. Estas maniobras desestabilizan a distritos enteros, exponiéndolos a costos de vivienda exorbitantes. La vivienda como mercancía se vincula a la escuela como mercancía.

Desde asumir la presidencia, Trump ha aumentado por más del 30% los gastos en subsidios federales para las escuelas subvencionadas. El Departamento de Educación de Obama regaló miles de millones de dólares a las corporaciones lucrándose con subvenciones. Se robaron más de una cuarta parte de esos fondos mediantes operaciones subvencionadas fantasmas, que nunca se despliegaron o sólo duraron poco rato y luego cerraron. Casi nadie ha ido a parar en la cárcel por estos crímenes. Sin embargo, los estudiantes son criminalizadas cada vez más por peleas escolares o por negarse a pasar por detectores de metales.

De 2000 a 2016, como nuevas fuentes de ganancia privada, el número de escuelas subvencionadas en EE.UU. disparó de aproximadamente 2,000 a 7,000. California tiene el mayor número de estudiantes asistiendo a escuelas subvencionadas (603,000, o el 10% de todos los estudiantes en las escuelas públicas del estado). Nueva Orleans tiene el primer distrito en todo el país que consiste de sólo escuelas subvencionadas. Después del Huracán Katrina, se cerraron la vivienda pública y las escuelas públicas y la mayoría no volvieron a abrirse. En el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles, el segundo más grande del país, el 20% de los estudiantes asisten a escuelas subvencionadas, a un costo de $600 millones. Eli Broad, el magnate billonario de bienes raíces, es un cabecilla en Los Ángeles y a nivel nacional de la privatización de las escuelas públicas.

Las leyes que incentivaron la conversión de la propiedad pública a propiedad privada facilitaron el crecimiento de las escuelas subvencionadas. Se convirtieron en una inversión popular durante la época de Clinton cuando la Ley de Alivio Contributivo pro Comunidades del 2000 ofreció generosos créditos fiscales por la inversión en zonas marginadas. Los operadores de escuelas subvencionadas pueden combinar los créditos fiscales con otras exenciones fiscales, mientras siguen cobrando interés sobre los préstamos que hacen. Estos créditos les permiten duplicar su inversión cada siete años. California y otros estados saturados de escuelas subvencionadas las facultan para asumir control de las escuelas públicas que “no rinden”. La ley estatal les asegura igual financiamiento que a las escuelas públicas.

Las llamadas escuelas subvencionadas “no lucrativas” a menudo crean una entidad de lucro. Luego estas corporaciones administrativas privadas cobran fondos públicos por proveer servicios, instalaciones y materiales a las escuelas subvencionadas afiliadas. Imagine Schools, una operación en gran escala de escuelas subvencionadas que abarca varios estados y administra 63 escuelas con una matrícula de más de 33,000 estudiantes, le entrega el 40% de sus fondos públicos a su compañía de administración, con fines de lucro, por arrendar la propiedad para las escuelas.

El fraude no tiene fin y equivale a la estafa corporativa criminal con la complicidad de los gobiernos de todas partes, dando paso a las escuelas “quebradas a propósito”. Oakland, California, constituye uno de los mercados inmobiliarios más lucrativos de todo el país. Actualmente, los promotores inmobiliarios allí tienen 16,000 unidades residenciales bajo construcción. Casi ninguna de estas nuevas viviendas está destinada a familias de bajos ingresos. A la vez, los miembros de la Junta Escolar de Oakland, cuyas campañas electorales fueron financiadas en gran parte por la industria de escuelas subvencionadas y por billonarios (como en Los Ángeles), declararon que tenían que cerrar 24 escuelas públicas para ahorrar dinero. Sin embargo, el Centro Nacional de Políticas Educativas halló que el cierre de las escuelas públicas no ahorra dinero y causa el mayor daño a los estudiantes de las familias con más bajos ingresos.

Un ejemplo alarmante del destino de todos nosotros es Puerto Rico. Después de la devastación causada por el huracán María en 2017, el Secretario de Educación de la isla declaró que el desastre era una gran oportunidad para cerrar escuelas siguiendo el “modelo Katrina” de Nueva Orleans. Se volverán a abrir en el futuro como escuelas subvencionadas para comunidades privilegiadas.

Quebradas a Propósito

Las empresas inmobiliarias obtienen enormes beneficios cuando las escuelas están “quebradas a propósito”, pero la destrucción social es terrible. En 2017 más de un millón de los niños escolares en EE.UU. no tenían casa, ¡100,000 más que en 2016 y más que nunca en la historia! Aún entre los no desamparados, muchos forman parte del creciente número de familias empobrecidas, con vidas pendiendo apenas de un hilo.

En Chicago, la competencia por un cupo en las escuelas superiores selectivas es tan feroz que se le conoce como los “Hunger Games del Medio Oeste”. En el año escolar de 2015-2016, 13,413 estudiantes solicitaron acceso a uno de los 3,600 cupos disponibles en escuelas selectivas, según el distrito. En la primavera de 2019, se admitieron sólo 7 estudiantes afroamericanos en la altamente selectiva Stuyvesant High en la ciudad de Nueva York.

Muchos maestros(as) no pueden afrontar el costo de vivir cerca de las escuelas en que enseñan. Las directrices federales recomiendan que una persona no gaste más del 30% de su ingreso anual en la vivienda, pero es imposible para educadores que enseñan en los mercados de vivienda más caros, como Nueva York o el Área de la Bahía de San Francisco.

Los privatizadores pregonan que las escuelas subvencionadas brinden una educación superior, pero las investigaciones hallan que en promedio no hay diferencia entre los resultados de las pruebas de estudiantes en escuelas subvencionadas y los de las no subvencionadas. Algunas de estas escuelas son de alto rendimiento, pero la mayoría rinden igual o a más bajo nivel que las escuelas públicas. Las puntuaciones obtenidas en las pruebas tienen correlación con la riqueza de la familia y del vecindario.

El Fin de la Financiación Pública Para la Educación Universal

El gobierno creó la educación pública universal y gratuita porque la industria corporativa necesitaba trabajadores alfabetizados para la manufactura. El propósito de las escuelas públicas ha sido capacitar a los empleados para asumir su puesto en la economía. Así fue el caso hasta fines de las décadas del 70 y 80, cuando las computadores eran lo suficientemente potentes como para servir de forma masiva en todos los renglones de la industria. Actualmente, la automatización, mediante la robótica, la inteligencia artificial (IA) y otras tecnologías digitales, está reemplazando la mano de obra humana y cambiando el mercado laboral para siempre.

La producción sin mano de obra en el marco del imperativo capitalista de la ganancia máxima está expulsando de la economía a cada vez más trabajadores, pues la tecnología electrónica puede hacer su trabajo de forma más eficiente y económica. Este proceso está creando una nueva clase de trabajadores permanentemente desempleados o subempleados. La clase gobernante, que domina el gobierno y la riqueza del país, no va a pagarle la escuela a trabajadores que ya no necesita. Por tanto, la financiación de la educación pública está en declive.

Se está privando a la nueva clase de la educación y la vivienda, o sea, de derechos humanos fundamentales que todos merecemos sin importar nuestra capacidad para pagar. Sin empleos decentes, la única forma en que la nueva clase empobrecida puede obtener sus necesidades básicas es si se reparten a todos los miembros de la sociedad. Para eso, la nueva clase no tiene de otra que luchar por el poder político y rehacer la sociedad sobre la base de la cooperación.

Lo Que Podrían Ser la Educación y la Vivienda

Las huelgas de maestros(as) del año pasado en Virginia, Oklahoma y Kentucky y del año actual en Los Ángeles y Oakland dirijieron la atención sobre la crisis provocada por décadas de recortes en el sistema educativo y el impacto parasítico de las escuelas subvencionadas. Los funcionarios electos, sean Republicanos o Demócratas, han contribuido a la crisis, y el público empieza a rechazar el cuento de la clase gobernante de que el problema son los que enseñan y sus uniones.

Al integrarse las corporaciones y el gobierno, los políticos descartan descaradamente su responsabilidad ante los ciudadanos y promueven la mercantilización de la educación y la vivienda. Hay que o hacerlos responsables o reemplazarlos. La misma tecnología que se manipula para sustituir y empobrecer a los trabajadores se puede emplear para brindar educación pública de primera a todo el mundo, una en que las escuelas ofrecen un entorno favorable que facilite el aprendizaje y sea estimulante intelectualmente. Las escuelas bien financiadas podrían adoptar un acercamiento holístico que mejore el potencial de todos los estudiantes, al recibir su enseñanza de docentes bien preparados y bien respaldados.

Tenemos que preparar hoy a los que orientarán la humanidad durante la transición histórica que la sociedad encara. Al seguir desapareciéndose los empleos, desvanece la vieja idea de que la educación da lugar a un buen trabajo. Cada paso para detener el avance de las escuelas subvencionadas es un paso adelantando la lucha contra el control de la propiedad privada sobre la educación. Cada paso para acabar con el dominio de la especulación inmobiliaria sobre dónde vivimos es un golpe contra la privatización de nuestra vida. El movimiento actual a favor de la educación representa una lucha contra la propiedad privada, que impone la desigualdad y el empobrecimiento. Es una lucha por las escuelas de alta calidad que todo estudiante merece. AC

septiembre/octubre.2019.Vol29.Ed5
Este artículo originó en Rally, camaradas!
CORREO:  Box 477113 Chicago, IL 60647 rally@lrna.org
Se pueden reproducir artículos a menos de que se indique lo contrario.
Por favor incluya este mensaje con cualquier reproducción.

Photo of Protest

30,000 se manifiestan en apoyo de la huelga
de el Chicago Sindicato de Maestros
Foto por Ryan L Williams
usado con permiso

Without vision, the people perish: many have repeated this wise saying, recognizing its truth. The age-old vision of a world without scarcity, one that has evolved beyond the need for exploitation, class domination, organized violence, and stultifying labor has been the dream of millennia. It is expressed in the world's literature, secular and sacred: "the land of milk and honey."

'Without Vision, The People Perish'
RC - May 2011

email: rally@lrna.org
telephone: 1.773.486.0028
or mail:
LRNA
attn: Rally, Comrades
P.O. Box 477113
Chicago, IL 60647

Mission Statement

Rally, Comrades! is the political paper of the League of Revolutionaries for a New America. If you are one of the thousands of revolutionaries around the country looking for a perspective on the problems we face today, and for a political strategy to achieve the goal of a world free from exploitation and poverty, then Rally, Comrades! is for you.

Rally, Comrades! examines and analyzes the real problems of the revolutionary movement, and draws political conclusions for the tasks of revolutionaries at each stage of the revolutionary process. We reach out to revolutionaries wherever they may be to engage in debate and discussion, and to provide a forum for these discussions. Rally, Comrades! provides a strategic outlook for revolutionaries by indicating and illuminating the line of march of the revolutionary process.

League of Revolutionaries for a New America Logo
Rally Logo

Sorry. This page is only available in the language you are currently viewing.

Lo sentimos. Esta página sólo está disponible en el idioma que está viendo actualmente.

Close | Cerrar

Declaración de Misión

Rally, camaradas! es el periódico político de la Liga de Revolucionarios por una Nueva América. Si usted es uno de los miles de revolucionarios atravez del país en busqueda de un punto de vista sobre los problemas que enfrentamos hoy, y por una estrategia política para alcanzar la meta de un mundo libre de la pobreza, la explotación y después– el ¡Agrupémonos Camaradas! es para usted.

¡Agrupémonos Camaradas! examina y analiza los problemas reales del movimiento revolucionario, y extrae conclusiones políticas acerca de las tareas de los revolucionarios en cada etapa del proceso revolucionario. Nos acercamos a los revolucionarios dondequiera que se encuentren para que participen en el debate y la discusión, y para proporcionarles un foro para estos debates. ¡Agrupémonos Camaradas! provee una visión estratégica para los revolucionarios, indicandoles y iluminandoles la línea de marcha del proceso revolucionario.

Logo de la Liga de Revolucionarios por una Nueva América
Logo de Agrupémonos! Camaradas

Sorry. This page is only available in the language you are currently viewing.

Lo sentimos. Esta página sólo está disponible en el idioma que está viendo actualmente.

Close | Cerrar