Rally Comrades Logo

La Voz de la Liga de Revolucionarios por una Nueva América

Examinando, analizando y sacando conclusiones políticas acerca de los problemas más críticos que enfrenta
el movimiento revolucionario en los Estados Unidos hoy en día

Comparte nuestra visión:

Facebook
Google+
http://rallycomrades.lrna.org/2020/01/nueva-clase-nueva-conciencia-para-puerto-rico
Twitter

Nueva Clase, Nueva Conciencia para Puerto Rico

El movimiento “Ricky, Renuncia” fue el megáfono que dio voz a más de un tercio de la población de Puerto Rico, quienes salieron a las calles el verano pasado para obligar la renuncia de su gobernador Ricardo “Ricky” Roselló Nevares. Se levantaron en contra de su comportamiento corrupto e insultante hacia los grupos más vulnerables de la isla, la primera vez en la historia de Estados Unidos que un movimiento de masas tan grande obligó a un gobernador estatal o colonial a renunciar.

Los datos de la Oficina del Censo de los EE. UU. expresan claramente la importancia política de la colonia, ya que los puertorriqueños representan el 1.7 por ciento de la población estadounidense de 2016 y el 9.5 por ciento de los latinos de la nación, con una tasa de crecimiento más de tres veces mayor que la población estadounidense en general (17.9 por ciento en comparación con 4.7). Estas tendencias se han acelerado desde la imposición de la Junta de Control Financiero en el verano de 2016 y los huracanes Irma y María en 2017. La población de Puerto Rico es mayor que la de 21 estados de EE. UU., y su tasa de pobreza es peor que la del estado más empobrecido, Mississippi.

Esta gran lucha siguió a casi una década de medidas de austeridad que resultan en la destrucción de las escuelas públicas, el deterioro de los servicios de salud (especialmente para los ancianos) y el empobrecimiento de una creciente masa de personas. Las ganancias siguen siendo altas para las corporaciones industriales y comerciales, y sobre todo para el capital financiero especulativo. De hecho, cuando la burbuja de bonos del gobierno de Puerto Rico estalló y generó un colapso financiero, el gobierno federal de los Estados Unidos le impuso una junta dictatorial de control fiscal. Mientras tanto, la respuesta negligente del gobierno federal al impacto desastroso del huracán María en las personas pobres y la ecología natural continúa hasta la fecha.

SURGE UN NUEVO MOVIMENTO

El movimiento fue una oportunidad para ver las diversas formas en que la cultura política puertorriqueña se organiza hoy en día, fuera del debilitado pero aún hegemónico reino político tradicional de la política de partidos coloniales domesticados en masa. Fue un grito colectivo de indignación y una celebración del poder de las masas que mostró una diversidad asombrosa, con grupos dirigidos por jóvenes en diálogo y celebración con personas de todas las edades y estilos sociales. Las estrellas populares de la industria de la música y el entretenimiento desempeñaron roles visibles, atrayendo la cobertura de los medios de comunicación.

Sin embargo, los principales polos fueron los estudiantes (la mayoría enfrentaban préstamos interminables y trabajos precarios con salarios bajos), los jóvenes excluidos del mercado laboral formal y legal y obligados a apresurarse en la economía clandestina, los trabajadores de más edad que enfrentaban una baja en las pensiones y los trabajadores de mediana edad, cuyos estancados y decrecientes salarios y beneficios han obligado a muchos a emigrar a los Estados Unidos continentales. Para todas estas personas en movimiento, la lucha del verano de 19 demostró que luchar y unirse contra unos pocos puede llevar a la victoria para muchos.

Si los destellos de conciencia expresados ​​en la proliferación de las Asambleas Populares, los frentes contra los abusos capitalistas corporativos y los proyectos comunitarios cooperativos y de ayuda mutua pueden dar como resultado la transformación de la sociedad para satisfacer las necesidades de las personas requerirá el desarrollo de una visión más amplia, basada en la comprensión del sistema económico en el que estos las luchas están incrustadas.

UNA HISTORIA DE LUCHA

La manifestación del 1 de mayo de 2017, la más concurrida y militante en más de dos décadas, y el alboroto de “Renuncia, Ricky” en julio pasado son ejemplos de arrebatos de protesta hirviendo altamente organizados y más espontáneos. Junto con tal expresión masiva de descontento y acción de masas, el panorama social y político puertorriqueño ha estado salpicado de protestas desde abajo en todos los sectores sociales.

La situación actual ha ido más allá de la evolución del capitalismo en Puerto Rico desde principios de 1900, cuando el gobernador colonial Charles Allen declaró que lo que Puerto Rico necesitaba eran hombres con capital, mientras que los trabajadores rurales pobres deben aprovechar la oportunidad de ir al extranjero a vender su fuerza de trabajo en otras partes de los Estados Unidos, como los campos de caña de azúcar de Hawaii y los campos de algodón de Arizona. Capital excedente de importación y fuerza laboral excedente de exportación, esa ha sido la fórmula colonial aplicada al crecimiento de enclaves industriales en el campo y las áreas suburbanas del archipiélago puertorriqueño.

Esa fórmula proporcionó espacio para el desarrollo de una clase trabajadora y una pequeña burguesía con suficiente poder adquisitivo y crédito para suavizar los bordes de la explotación capitalista. Llegó con un modesto estado de bienestar, primero bajo el New Deal de Roosevelt y más tarde gracias a los bonos e ingresos administrados por un gobierno puertorriqueño que afirmó haber eliminado las peores características del dominio colonial. Parecía tener suficiente autonomía política para persuadir a las Naciones Unidas de que eliminaran a Puerto Rico de la lista de territorios coloniales en 1953, en el apogeo de la espiral de la Guerra Fría y la ofensiva ideológica y militar anticomunista.

Esos fueron los años en que Puerto Rico se convirtió en el escaparate socialdemócrata y económicamente “progresista” de las Américas, una época en la que el control de hierro corporativo de los Estados Unidos sobre América Latina estaba apenas oculto en el guante de seda del progreso económico. Era la era de la Alianza para el Progreso, un frente unido de regímenes burgueses latinoamericanos contra la amenaza potencial del nacionalismo y comunismo latinoamericano encarnado por el triunfo de la Revolución Cubana de 1959.

Teodoro Moscoso, el armador de Puerto Rico para el imperialismo político y diplomático de Estados Unidos, se convirtió en el principal oficial de la Operación Bootstrap, una estrategia de industrialización posterior a la Segunda Guerra Mundial para intercambiar mano de obra local por capital ausente de Estados Unidos, al servicio de capitalistas privados en Puerto Rico y sus contrapartes en Centro, Sudamérica y el resto del Caribe. Crucial para esta maniobra económica y política fue la válvula de escape de mano de obra migratoria masiva que acompañó este proceso en oleadas cíclicas a lo largo de los años 50 y 60, cuando más de un tercio de la clase trabajadora de la isla emigró para trabajar en los campos agrícolas y las fábricas urbanas en los EE. UU., Principalmente en estados del este como Michigan, Pennsylvania, Nueva Jersey, Connecticut y Nueva York.

NUEVAS ERUPCIONES DE CLASE

Actualmente, la imagen del llamado Estado Libre Asociado de Puerto Rico ha quedado desnudo, y no puede encubrir su impotente y moribundo carácter colonial, y una creciente masa de personas se están dando cuenta. Su legitimidad se está derritiendo muy rápidamente y el movimiento “Ricky, Renuncia” fue solo una punta del iceberg. Mirar más allá y debajo de la superficie de tales eventos revela la fuente de la creciente resistencia cotidiana al gobierno del capital: las personas luchan por la supervivencia en todos los niveles porque enfrentan el movimiento contradictorio del sistema económico de propiedad privada. Por un lado, destruye el trabajo vivo y lo reemplaza con tecnología, generando una gran cantidad de tiempo libre y bienes para algunos. Por otro lado, a medida que avanza la automatización, también lo hace el empobrecimiento de una masa de gente de Puerto Rico.

Los trabajadores puertorriqueños han incrementado las filas de la clase trabajadora en el continente “usamericano” pero ahora también se enfrentan a la eliminación de los trabajos que alguna vez alimentaron las ilusiones de lograr el sueño americano. Están siendo empujados a competir con la creciente masa de los excluidos y descartados permanentemente, los viejos y los más jóvenes, los padres, las madres, los hijos y los nietos, quienes confrontan a los gobernantes de los Silicon Valleys del mundo desde las favelas, ghettos, callejones y calles. de megaciudades. Se están uniendo a las filas de un nuevo proletariado global sin apego a la propiedad, cuyas vidas están en peligro.

Las protestas masivas de “Renuncia, Ricky” son en realidad parte de las erupciones populares de esta nueva clase cuyas necesidades requieren una Sociedad basada en el apoyo mutuo y la cooperación objetivamente a favor del bién común, del comunismo; desafiando las políticas de austeridad impuestas por las clases dominantes de Perú a Chile, de Argentina a Colombia, y resistiendo los levantamientos neofascistas de Brasil a Bolivia. Estos eventos son la tinta con la que se dibuja la escritura revolucionaria en la pared. AC

enero-febrero 2020. vol 30. Ed 1
¡Este artículo se originó en Rally, Camaradas!
CORREOS. Box 477113 Chicago, IL 60647 rally@lrna.org
Libre de reproducir a menos que esté marcado de otra manera.
Por favor incluya este mensaje con cualquier reproducción.

Photo of Protest

30,000 se manifiestan en apoyo de la huelga
de el Chicago Sindicato de Maestros
Foto por Ryan L Williams
usado con permiso

Without vision, the people perish: many have repeated this wise saying, recognizing its truth. The age-old vision of a world without scarcity, one that has evolved beyond the need for exploitation, class domination, organized violence, and stultifying labor has been the dream of millennia. It is expressed in the world's literature, secular and sacred: "the land of milk and honey."

'Without Vision, The People Perish'
RC - May 2011

email: rally@lrna.org
telephone: 1.773.486.0028
or mail:
LRNA
attn: Rally, Comrades
P.O. Box 477113
Chicago, IL 60647

Mission Statement

Rally, Comrades! is the political paper of the League of Revolutionaries for a New America. If you are one of the thousands of revolutionaries around the country looking for a perspective on the problems we face today, and for a political strategy to achieve the goal of a world free from exploitation and poverty, then Rally, Comrades! is for you.

Rally, Comrades! examines and analyzes the real problems of the revolutionary movement, and draws political conclusions for the tasks of revolutionaries at each stage of the revolutionary process. We reach out to revolutionaries wherever they may be to engage in debate and discussion, and to provide a forum for these discussions. Rally, Comrades! provides a strategic outlook for revolutionaries by indicating and illuminating the line of march of the revolutionary process.

League of Revolutionaries for a New America Logo
Rally Logo

Sorry. This page is only available in the language you are currently viewing.

Lo sentimos. Esta página sólo está disponible en el idioma que está viendo actualmente.

Close | Cerrar

Declaración de Misión

Rally, camaradas! es el periódico político de la Liga de Revolucionarios por una Nueva América. Si usted es uno de los miles de revolucionarios atravez del país en busqueda de un punto de vista sobre los problemas que enfrentamos hoy, y por una estrategia política para alcanzar la meta de un mundo libre de la pobreza, la explotación y después– el ¡Agrupémonos Camaradas! es para usted.

¡Agrupémonos Camaradas! examina y analiza los problemas reales del movimiento revolucionario, y extrae conclusiones políticas acerca de las tareas de los revolucionarios en cada etapa del proceso revolucionario. Nos acercamos a los revolucionarios dondequiera que se encuentren para que participen en el debate y la discusión, y para proporcionarles un foro para estos debates. ¡Agrupémonos Camaradas! provee una visión estratégica para los revolucionarios, indicandoles y iluminandoles la línea de marcha del proceso revolucionario.

Logo de la Liga de Revolucionarios por una Nueva América
Logo de Agrupémonos! Camaradas

Sorry. This page is only available in the language you are currently viewing.

Lo sentimos. Esta página sólo está disponible en el idioma que está viendo actualmente.

Close | Cerrar